Otro gran regalo: pedagogía Montessori

Aquí en Lyon Papá Noel pasó hace ya unos días, pero en España los Reyes todavía taradarán unos días en llegar. Si hay algún padre al que le haya pillado el toro, aquñi le dejo dos regalos estupendos que ha recibido Rafael este año.

dsc_0220

Leer Más

Anuncios

Despidiéndonos de 2016

Bueno, pues el día ha llegado, los 366 días de este 2016 llegan a su fin y, yo no sé vosotros, pero a mí se me ha pasado volando. De hecho, tengo la impresión de que cada año se va más deprisa, que apenas consigo retener los últimos segundos de este 2016 como se trata en vano de retener la arena que se escapa entre los dedos.

2

Leer Más

Un gran regalo: Magformers

Nosotros en casa siempre hemos sido muy de los Reyes Magos, pero como en Francia no existe esta tradición (de hecho, los niños franceses vuelven este año al cole el 3 de enero), pues nos hemos tenido que subir al carro de regalar en Papá Noel.

Los abuelos de Rafael le han hecho un regalo que a mí personalmente me encanta y a Rafa ya ni os cuento. Yo no lo conocía para nada, y debo reconocer que me parece todo un acierto para niños a partir de 3 años. Se trata de Magformers. En concreto lo compraron en la tienda Imaginarium de Cartagena, pero seguramente estará en tras jugueterías.

dsc_0221

Leer Más

Dar y recibir

Dentro de unos pocos días Papá Noël llegará a un montón de casas (sobre todo fuera de España) y los Reyes Magos visitaran a los niños unos días después.

Yo no sé vuestros peques, pero los nuestros, a pesar de que intentamos limitar bastante los regalos que les compramos, acaban teniendo un montón de cosas. Siempre están los titos, los abuelos, los cumpleaños, etc y al final se juntan con una barbaridad de cosas. A nosotros nos gustan mucho los juguetes de madera, o los que fomentan mucho su imaginación. Reconozco que los gadgets tecnológicos no nos gustan demasiado y tratamos de que nadie se los regale (ya que nosotros seguro que no lo hacemos).

Leer Más

Colegio Montessori

Lo reconozco, yo antes de meterme en esto de la maternidad no tenía ni idea de quién o qué eran Montessori, Waldorf o Suzuki, pero una vez que tienes niños te toca ponerte las pilas y volver a aprender un montón de cosas.

Tenemos la suerte de vivir en Lyon, una ciudad que tiene una oferta educativa enorme y donde todas las pedagogías tienen cabida. Antes de inscribir a Rafael en un colegio hicimos una búsqueda bastante amplia, visitamos los centros, hablamos con los profesores y finalmente nos decantamos por el Colegio Montessori de Lyon, y os lo digo ya, es lo mejor que hemos hecho en nuestras vidas.

img_20161124_083847

Leer Más

Niños que duermen mal

Una vez que te han dejado claro que tu pequeño está en buena salud (porque eso es lo más importante) te asalta una duda ancestral: “¿mi hijo será de los que comen mal o de los que duermen mal?”

Porque niños que comen y duermen bien hay muy pocos (y a sus padres los otros padres los odian secretamente), niños que comen y duermen mal también hay pocos (y a sus padres los otros padres los compadecen abiertamente); y luego tienes a niños que o bien comen mal o bien duermen mal, que son la gran mayoría.

Nosotros tenemos dos niños que comen de maravilla. Con ambos hemos hecho Baby led weaning y han comido estupendamente desde bien pequeños. Fernando está a punto de cumplir los 11 meses y da gusto verlo comer fideuá o risotto, pasando por todas las frutas. Así que como mis hijos comen bien pues era cuestión de estadística que durmieran como el culo mal.

14224727_10154141281124864_7594869293666052644_n
¡Están tan monos cuando duermen!

Leer Más

Marché de Noël de Lyon

Una de las cosas que más me gusta cuando se acerca el invierno y cuando empieza a asomar la Navidad son los mercados de Navidad. En Francia son bastante famosos, los más importantes son los de Alsacia, fundamentalmente el de Estrasburgo y el de Colmar.

Aquí en Lyon también nos hemos subido al carro de los mercados de Navidad, y aunque en menor medida que los alsacianos también tiene su encanto. Lo ideal es ir a verlo a principios de diciembre, pues conforme va pasando el calendario y nos vamos acercando al día en que Papá Noël visita las casas francesas se va llenando de gente. Y sobre todo, aunque se ponen por la mañana, lo mejor es ir a visitarlo de noche, cuando se encienden las luces y el ambiente se vuelve realmente feérico.

Leer Más

La gravedad

La gravedada según la definió Isaac Newton es una de las cuatro interacciones fundamentales observadas en la naturaleza y puede expresarse como la fuerza con la que los objetos son atraídos hacia el centro de la tierra. Es una aceleración constante que atrae por igual a todos los objetos situados sobre la corteza terrestre.

Bueno, no a todos los objetos. Hay una excepción muy importante: los bebés y las tronas. En el momento en el que sientas a un bebé en una trona, el campo gravitatorio de la tierra se altera y se crea un pico de fuerza alredededor de la trona. Da igual la naturaleza del objeto, va a ir a parar al suelo en menos de lo que se tarda en estornudar. Y da igual cuantas veces lo vuelvas a subir, el objeto encontrará la manera de volver al suelo en un tiempo record.

Desde luego, nadie te dice que un bebé tiene la capacidad de alterar la gravedad a su alrededor antes de que te hagas.

La “nounou”

Una de las cosas que tiene Francia y que deberíamos pensar en importar a España (además de los crêppes y la crème brûlée) son las “nounous”. Este es el apelativo cariñoso que se le da a lo que de toda la vida se ha llamado “nourrice” aunque su nombre correcto en  sea “assitante maternelle

La figura de la nounou podría compararse con la nanny del mundo anglosajón. Son niñeras pero para serlo han tenido que pasar una formación y ejercen en su casa tras pasar una inspección. Esta inspección decide cuántos niños y de qué edades puede tener una nounou a su cargo. Varían desde 1 a 4, dependiendo si son bebés o si son mayores. Para poder ejercer deben tener un seguro de responsabilidad civil y de accidentes que cubra a los niños.

Leer Más

Viaje: 3 días en Auvernia. Día 3

Y como todo lo bueno se acaba, nuestro viaje también iba tocando a su fin. El último día lo aprovechamos para dar una última vuelta por Clermont-Ferrand. Los peques son bastante madrugadores, así que a las nueve y media más o menos ya estábamos listos para recorrer la ciudad. Os puedo decir que un domingo antes d elas diez de la mañana no había demasiada gente. De hecho, sólo vimos runners y padres con carritos (por lo visto eso de tener niños madrugadores es una plaga por aquí).

Nuestra intención era ir al parque Lecocq, pero de camino nos topamos con el mercado de los domingos y no nos pudimos resistir. En esta casa nos encantan los productos frescos y siemque que podemos visitar el mercado de una ciudad lo hacemos. Además, los mercados franceses suelen incluir una zona de “brocante”, que algunos traduciran como” vendedor de antigüedades”, pero que la verdad se acerca más a decir que son “vendedores de trastos viejos”. En cualquier caso a nosotros nos encanta visitar las brocantes y los puertos delmercado.

Leer Más