Gracias mamá, gracias papá

En Francia el Día del Padre se celebra el tercer domingo de junio, así que reconozco que este año el día del Padre español me ha pillado un poco a contrapie. De hecho, me acordé de felicitar a mi padre porque vi un montón de comentarios en facebook de otros amigos porque yo iba con mi idea de felicitarlo en junio (el pobre no hubiera entendido nada si lo hago así…).

El caso es que mis padres son personas trabajadoras, con grandes valores, amantes de la lectura y de la música, pero sobre todo: personas agradables. Siempre procuran estar de buen humor, nos han enseñado a caernos y a levantarnos, a hacerle frente a la vida con una sonrisa. Nos han enseñado que hacer las cosas bien cuesta lo mismo que hacerlas mal, y que en ese caso no hay excusa posible para hacerlas mal.

abuelos

Leer Más

¡Sacad los niños al parque!

Los miércoles los colegios franceses no tienen clase por la tarde (y muchos tampoco por la mañana), por eso los miércoles se nos llena la consulta de niños. Hoy he tenido un niño de 7 años que venía por primera vez acompañado de su madre. Cuando entra en la consulta lo primero que me llama la atención es que llega con la cara congestionada y casi sin aliento por recorrer los menos de 10 metros que hay desde la sala de espera hasta mi gabinete. Mientras leo el cuestionario médico le pregunto a la madre por enfermedades, alergias y medicamentos y me dice que no hay nada, que está en perfecto estado de salud. Una de las mejores maneras de conectar con los peques y para ganarnos su confianza es preguntarles por sus aficiones, qué le gusta hacer cuando no tiene colegio, qué hace los fines de semana, etc. Y ahí empiezan a confirmarse mis sospechas: lo que más le gusta hacer es ver la televisión y jugar a la consola.

2

Leer Más

Lo mejor y lo peor de Lisboa

Tras nuestra estancia en la capital lusa hubo un montón de cosas que nos encantaron y otras que no tanto, por eso queremos compartirlas con vosotros para saber si habéis tenido la misma sensación que nuestra familia.

Vayamos primero con lo que más nos gusto. LO MEJOR DE LISBOA

  • ¡Los pasteles de nata! Había leído en varias guías y páginas de internet que estaban buenísimos, pero están aún mejores cuando los pruebas. Doy gracias por no vivir en Lisboa, porque si no, estoy segura de que pesaría 40 kilos más…

foto2

Leer Más

Lisboa. Día 3

Nuestro tercer día en Lisboa amaneció más soleado que los anteriores, así que nos decidimos por pasar el día fuera y visitar monumentos al aire libre.

Nuestra parada fue el Elevador de Santa Justa. Es el único ascensor vertical de Lisboa y se construyó para sustituir a los tranvías para llegar a las zonas más altas de la ciudad. Es realmente bonito, construido en hierro repujado que forma filigranas. Su estilo os puede “sonar de algún sitio” y es que fue construido por un discípulo de Gustave Eiffel.

Leer Más

Lisboa. Día 2

Superado nuestro primer día en la capital lusa nos lanzábamos directos a por el segundo. Para el día de hoy tuvimos que coger el metro en Cais do Sodré, la línea verde hasta Alameda, y allí hacer un cambio a la línea roja hasta la parada de Oriente. Llegamos hasta el Parque de las Naciones, el conjunto de inmuebles que acogió la Exposición Universal de 1998. Allí se encuentra el Océanario de Lisboa, el segundo acuario más grande de Europa después del Oceanographic de Valencia.

Llegados a este punto debo confesar algo: mi animal favorito son los tiburones. Lo han sido desde niña. Son esbeltos, estilizados y ¡tienen muchísimos dientes! Así que yo estaba más emocionada que los niños por entrar al oceanográfico. La entrada cuesta 18 euros para los adultos y gratis para menores de 3 años.

Leer Más

Lisboa. Día 1

En Francia cada 7 semanas de colegio (más o menos) los niños tienen 15 días de vacaciones. Si bien para los padres es un follón organizativo porque tienes que saber qué hacer con los pequeños durante esos días (sobre todo si los abuelos viven a 1.300km de distancia). Nosotros hemos aprovechado para hacer un pequeño viaje en familia Lisboa. Era la primera vez para todos en el país luso y la verdad es que teníamos muchas ganas de visitarlo.

Comenzamos el día yendo a la Estación Fluvial de Cais do Sodré para coger el barco a Cacilhas. El billete ida y vuelta cuesta 3 euros, y los menores de 3 años entran gratis. Una vez llegamos a Cacilhas disfrutamos de la vista de Lisboa desde el otro lado del estuario del Tajo. Nos daba un poco de miedo el viaje en barco por si alguno se mareaba, pero no dura ni 10 minutos y los dos niños aguantaron de maravilla.

Leer Más

Convertirse en héroe

De pequeños todos hemos soñado con ser super-héroes, con combatir las injusticias y hacer el bien salvando a la ciudad. Conforme nos vamos haciendo mayores nos damos cuenta que es muy difícil mantener ese sueño, aunque no imposible. Se cambia la capa por una inscripción a Médicos Sin Fronteras, los rayos X de los ojos por hacer una buena acción diaria y la super-fuerza por tratar de ser más ecológicos comiendo local y bio.

Pero a pesar de que tratas de combatir las injusticias y de hacer el bien no tienes esa super-sensación que tienen los super-héroes. Pero eso cambia cuando tienes hijos y se les rompe algún juguete que puedes reparar. Esta mañana se le ha salido la rueda a un autobús que tiene Rafa, ha venido desesperado gritando ¡se ha roto! ¡se ha roto! Le he puesto la rueda en su sitio (cosa de 30 segundos) y no os podéis ni imaginar la cara con la que me ha mirado después. Es la cara con la que la gente de Gotham mira a Batman cada vez que echa de la ciudad a un villano, es la cara que pone la gente normal cuando se encuentra cara a cara con su héroe. Se ha ido tan contento gritando ¡arreglado!

foto2

Leer Más

Niños y calidad de vida

Mucho se ha hablado estos últimos días sobre “calidad de vida” a raíz del libro de l aperiodista Samanta Villar en el que habla de maternidad. Reconozco que cuando leí el titular no me sentí especialmente molesta, sólo creí que le faltaba un PERO o un matiz para explicarlo mejor.

Veamos, según Wikipedia “La calidad de vida se evalúa analizando cinco áreas diferentes. Bienestar físico (con conceptos como salud, seguridad física), bienestar material (haciendo alusión a ingresos, pertenencias, vivienda, transporte, etc.), bienestar social (relaciones personales, amistades, familia, comunidad), desarrollo (productividad, contribución, educación) y bienestar emocional (autoestima, mentalidad, inteligencia emocional, religión, espiritualidad).”

fot

Leer Más

Cuando ser madre NO es la respuesta

Acabo de leer la noticia de una mujer de 64 años que ha dado a luz a gemelos en una clínica en Burgos tras una fecundación in vitro en Estados Unidos. Voy a pasar deliberadamente por alto el hecho de que esta mujer ya dio a luz a los 58 años a una niña que está ahora a cargo de los Servicios Sociales y de la que no tiene la custodia. Me voy a quedar sólo con el segundo embarazo.

El cuerpo humano es una máquina maravillosa y sorprendente. Se adapta a nuestras necesidades, ha ido evolucionando con nosotros y es capaz de hacer cosas prodigiosas. Pero es una máquina tan increíblemente precisa que tiene su propio botón de “stop para la maternidad, y se llama menopausia.

fertilizacion

Leer Más

Escapada a la nieve

Antes de vivir en Lyon estuvimos 4 años viviendo en el Jura ¿Dóóónde? Os preguntaréis la mayoría. Pues en el Jura, una región bastante rural, con los típicos pueblecitos franceses, rodeada de naturaleza (y vacas) por todas partes. De aquella época guardamos muy buenos recuerdos, pero sobre todo, muy buenos amigos, así que este fin de semana decidimos ir a hacerles una visita el sábado y aprovechar el domingo para ir a la nieve. ¡Lo que te cambia la vida con niños! Nosotros nos íbamos antes toda una semana con una maleta de mano para los dos y nos sobraba, y ahora parece que íbamos a coronar el Everest con tanta bolsa.

img_20170211_170312

Leer Más