Presión en padres

Hace tiempo os hablaba de la presión a la que los niños están sometidos últimamente. Se supone que con 4 años ya deben hablar como Eduard Punset, ir en bici sin ruedines, saber leer, escribir y dominar 5 ó 6 idiomas.

Pero no sólo los niños sufren esa presión. Los adultos también nos vemos sometidos cada vez a una presión más acuciante. No basta con ser madre y trabajadora, hay que ser la mejor de las madres y una trabajadora ejemplar. Si tu hijo no es un niño perfecto, es porque algo falla, y ese algo es evidentemente tú.

4

Lo reconozco, nuestra casa no brilla como las de los anuncios de limpiasuelos, nuestros hijos aún no leen ni escriben, yo voy a la peluquería cuando me acuerdo y suelo llevar vaqueros porque da igual con lo que te los pongas arriba, siempre quedan bien. Y lo asumo, no tenemos hijos perfectos, primero porque nosotros somos imperfectísimos, pero te digo una cosa, tenemos hijos felices y que se sienten queridísimos, y de momento, eso me compensa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: