Presión en niños

El otro días os contaba en este post que hay ciertas cosas que no debemos hacer con niños, y nombraba entre ellas proyectar” nuestros miedos en nuestros hijos. Pues también debería haber añadido que no debemos proyectar nuestras expectativas. Creo que todos conocemos a alguien que quiso ser ingeniero y no le dio la nota en selectividad que trata por todos sus medios que su hijo entre en ingeniería (aunque el chaval le haya dicho cien veces que él quiere estudiar ciencias del deporte).

Pero no sólo son los padres son responsables de esa presión, la sociedad en la que vivimos está diseñada para crear niños que sólo saben competir, que rechazan el trabajo en equipo y que son capaces de todo para ser los primeros en unas listas que se han convertido en el centro de nuestras vidas.

3

Esta semana hablaba con una paciente a la que llevo tratando (y a toda su familia) desde hace varios años. Le preguntó por los niños, por el fin de curso, y por el año que viene y me dijo que uno de sus hijos lo estaba pasando mal pensando en el año que viene. Está apuntado en un colegio privado de Lyon que es uno de los más elititistas de toda la región, y aunque su hijo no es mal estudiante pues no ha suspendido ninguna, se encuentra en la franja del alumno “medio” con unas notas llenas de notables y de bienes. Esto haría que cualquier chico de 9 años se sintiera orgulloso (y sus padres también), ¿verdad?

19

Pues nada más lejos de la realidad. Los padres fueron convocados al despacho del director y les digeron que si “esas notas no mejoraban el año que viene el niño no podría seguir en el colegio porque bajaba la media de la clase“. El chaval estaba presente también en la reunión y desde entonces vuelve a casa llorando del colegio cada día pensando en que va a tener que cambiarse de cole y no volver a ver a sus amigos, sintiendo que el esfuerzo que hace no es suficiente y no vale para nada, y sintiéndose un auténtico fracasado. Los padres lo están pasando igual del mal que el chico y ya no saben qué hacer, pues ellos están muy contentos con sus notas, además de que es un niño inquieto y muy despierto.

 

Y esa es la sociedad que estamos construyendo, una sociedad en la que un niño de 9 años le está cogiendo manía al colegio, en la que nada es suficiente, en la que la creatividad y las ganas de aprender no son suficientes si no eres capaz de recitar de memoria la lista de los Reyes Godos. En fin, una sociedad que proyectar nuestra propia falta de valores y nuestras propias taras en los niños, y que además de impedirles disfrutar de su paso por el colegio, los convierte en seres humanos amrgados.

20

Por eso si tenéis la oportunidad os recomiendo las pedagogías alternativas: Montessori, Waldorf,  escuelas libres, bosqueescuelas… En fin, cualquier sistema que trate a vuestros hijos como auténticos seres humanos y no los convierta en un número dentro del sistema.

¿Vuestros hijos va a algún centro alternativo? Cuéntanos tu experiencia.

Anuncios

One Comment on “Presión en niños

  1. Dile a sus padres que estan tardando e sacar a sus hijos de ese Cole, un centro donde se le ocurre decir ES QUE LAS NOTAS DE TU HIJOS BAJAN LA MEDIA DE LA CLASE, se merece un zas en toda la boca y contestarle de la siguiente manera:
    Guapa tu no haga ningún test de inteligencia que baja la media de la humanidad y nos devuelven a las Cuevas de Altamira.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: