Parque de la Tête d’Or

Si hay un sitio para visitar en Lyon ese es el Parque de la Tête d’Or, es perfecto apra ir con niños y es uno de los lugares favoritos de todos los lyoneses. Es un parque que tiene prácticamente las mismas dimensiones que El Retiro de Madrid  y que fue inaugurado en 1857 el mismo año que se inauguró Central Parc de Nueva York. El nombre de Tête d’Or significa literalmente “Cabeza de Oro” porque dice la leyenda que lso Cruzados enterraron una cabeza de Cristo de Oro en los terrenos del parque (hay 117 hectáreas, con lo que buena suerte si alguien decide ponerse a buscar el botín). Es el parque urbano más grande de Francia.

El parque tiene varias zonas, cuenta con unas grandes praderas de césped que son perfectas para hacer picnics y que los domingos de primavera se llanan de gente. También hay unos invernaderos de tipo modernista que combinan metal y cristal que son preciosos, hay un lago con una isla en la que se encuentra la sede de Interpol, una rosaleda, un velódromo, una zona de bosque… En fin, para conocerlo todo lo mejor es venir y verlo directamente.

Hay dos zonas que a los peques les encantan, una es el tren que te lleva de paseo por la zona alta del parque, pasando al lado del lago. Además de que el conductor le suele echar pan a los patos y las ocas que viven cerca del lago y van siguiendo el tren.

Y la otra zona es el zoológico. Reconozco que no estoy a favor de estos establecimientos, pero también reconozco que a los pequeños les encanta ver a los monos saltando de una rama a otra. A mí me fascinan las jirafas, las encuentro muy bonitas, además de que hay una que nació casi al mismo tiempo que Rafa y le tenemos un cariño especial. La entrada es libre y gratuita, con lo que los fines de semana está lleno de familias disfrutando de los animales.

Nosotros vivimos a un cuarto de hora a pie y vamos muchísimos domingos a lo largo del año, sobre todo cuando empieza la temporada de picnics porque es una forma estupenda de pasar el día en familia. Es como estar en el campo pero sin salir de la ciudad. Nuestros hijos han ido decenas de veces, de hecho, una de las primeras salidas de Fernando fue al parque en febrero de 2016 cuando tenía apenas mes y medio.

Así que si venís de visita a Lyon y tenéis niños ni dudéis en acercaros al Parque de la TÊte d’Or os garantizamos que pasaréis una mañana genial y que los más pequeños encontraran miles de cosas para hacer.

tetedor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: