¡Sacad los niños al parque!

Los miércoles los colegios franceses no tienen clase por la tarde (y muchos tampoco por la mañana), por eso los miércoles se nos llena la consulta de niños. Hoy he tenido un niño de 7 años que venía por primera vez acompañado de su madre. Cuando entra en la consulta lo primero que me llama la atención es que llega con la cara congestionada y casi sin aliento por recorrer los menos de 10 metros que hay desde la sala de espera hasta mi gabinete. Mientras leo el cuestionario médico le pregunto a la madre por enfermedades, alergias y medicamentos y me dice que no hay nada, que está en perfecto estado de salud. Una de las mejores maneras de conectar con los peques y para ganarnos su confianza es preguntarles por sus aficiones, qué le gusta hacer cuando no tiene colegio, qué hace los fines de semana, etc. Y ahí empiezan a confirmarse mis sospechas: lo que más le gusta hacer es ver la televisión y jugar a la consola.

2

El niño de siete años está obeso, le cuesta subirse al sillón y se mueve con torpeza. Su boca refleja el mismo estado de salud que el resto del cuerpo: caries y problemas de encías. Le hago algunas preguntas a su madre sobre la dieta, sobre todo me interesan las meriendas y desayunos, y de nuevo se confirman mis sospechas: bollería industrial en grandes cantidades, zumos, refrescos… Otro día hablaré sobre el azúcar que contienen estos alimentos y lo malísimos que son para los dientes, pero hoy me quedo con el aporte de calorías vacías que suponen. Pero lo que realmente me sorprendió es que un niño de 7 años e diga que prefiere la tele a jugar al balón, o la consola a salir al parque.

3

Este es un caso que veo muchísimo en la consulta: la combinación de una alimentación completamente desequilibrada y una ausencia de movimiento de los niños, lo que conlleva problemas de peso, que más tarde se traducirán en problemas cardiacos, hipertensión o la muy temida diabetes. La obesidad infantil afecta al 41,3%, según se desprende del Estudio Aladino 2015 de entre 6 y 9 años, lo cual es una barbaridad.

1

El movimiento no es sólo necesario para mantenerse en buena salud, es necesario para adquirir un mayor número de conexiones cerebrales. Cuanto más espacio tenga un niño para moverse, más cantidad de movimientos podrá realizar y mayor será su capacidad de aprendizaje. Privilegiar los desplazamientos en bicicleta, patines  o patinete para distancias cortas es también una buena idea. Por eso hay que empezar a cambiar el chip, a sacar a los niños de casa, a llevarlos al parque, al bosque, a la playa, incluso a pasear por el centro, pero hay que desconectarlos de la tele y la consola. Su salud va en ello.

Anuncios

5 Comments on “¡Sacad los niños al parque!

  1. Con tantos aparatos electrónicos que nos hacen vivir una vida que no es la nuestra estamos llevando a la sociedad a un mal futuro y a los niños (que son como esponjas) a un mal presente. Seremos mas inteligentes ………….. pero no más listos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Deporte y padres – Cosas que nadie me dijo antes de ser madre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: