Dientes y embarazo

Una de las frases que más oigo en la consulta es: “el embarazo me dejó los dientes hechos polvo“, que tiene muchas variantes como “se me empezaron a estropear los dientes cuando me quedé embarazada” o “todas las caries que ve son culpa del embarazo”. Pues vamos a romper el famoso dicho de “un embarazo, un diente“.

No hay ningún tipo de correlación enter embarazo y caries. Ya está dicho. Entonces, ¿cómo es posible que tantas mujeres piensen que es el embarazo el responsable de darles caries? Pues por varios motivos:

  • Se come entre horas, sobre todo e el primer trimestre porque tener el estómago vacío aumenta la sensación de náuseas. Se aumenta la ingesta, pero rara vez nos lavamos los dientes después de haber comido “sólo” un par de galletas o un poco de chocolate.
  • Se cambian los hábitos alimentarios, nos apetecen ciertas cosas que antes no nos gustaban, o nos llamaban menos la atención. Nos apetecen más alimentos dulces.
  • Podemos tener problemas de encías y al estar inflamadas pueden sangrar, con lo que nos lavaremos menos los dientes para evitar el sangrado.

cepillo-de-dientes

Básicamente estos son los granes problemas que encontramos en una mujer embarazada. Si tras cada ingesta nos lavamos los dientes NO hay absolutamente ningún motivo para que desarrollemos caries. Es lo bueno de esta enfermedad, que las bacterias que la producen sólo se desarrollan cuando tienen alimento, y si se lo quitamos con el cepillado las estamos matando de hambre.

Se piensa que los dientes y huesos del bebé toman el calcio de los dientes de la madre, pues bien, esto es completamente falso. En cualquier caso, si piensas que no estás tomando suficiente calcio tu ginecólog@ puede darte suplementos vitamínicos y minerales para evitar ciertos  problemas.

Otra cosa son las encías, ellas sí que sufren cambios por los efectos del embarazo. Ciertas hormonas que se segregan en esta etapa van a producir inflamación gingival (gingivitis gestacional), que desaparece poco después de haber dado a luz. También podemos sufrir de “épulis del embarazo”, es un crecimiento anormal de las células gingivales que se sitúan generalmente en la papila interdetal. Tienen un color más rojizo que el resto de la encía y no suelen sangrar. Son tumoraciones benignas que no tienen ninguna incidencia en el desarrollo del bebé. No suelen desaparecer después del parto, con lo que la única solución es la eliminación quirúrgica.

preganancy_epulis2-529x361-736x509
Épulis gravítico o épulis de embarazo

Las encías están más sensibles y dolorosas, pero SIEMPRE hay que cepillarse, aunque sangren. Se puede hacer una limpieza para eliminar el sarro que puede provocar sangrado e incluso se pueden recetar dentífricos especiales para encías sangrantes que podrán ayudar a minimizar el problema.

Casi todos los tratamientos dentales se pueden realizar en una mujer embarazada (incluída la anestesia y las radiografías). Aunque preferimos realizarlos en el segundo trimestre pues es el momento en el que la paciente está más cómoda. Para las radiografías es indispensable utilizar un delantal de plomo para evitar exposiciones innecesarias del feto a lso rayos X.

Resumiendo:

  • El embarazo es una etapa maravillosa en la vida d euna mujer y no hay ninguna razón por la que sus dientes se deban ver afectados.
  • Como se aumenta la frecuencia de la ingesta de alimentos, también se debe aumentar la frecuencia del cepillado dental (así de simple).
  • Cambia los dulces por fruta, queso, yogur o cereales en el caso de que te apetezca picar entre horas.
  • Las encías son más problemáticas que los dientes, pero de nuevo, si cepillamos bien podemos tener las gingivitis controladas.
  • Visita a tu dentista en el segundo trimestre. No sólo para hacerte una revisión oral, sino para que te dé un montón de consejos sobre salud oral para ti y tu bebé.
  • Y si tienes cualquier tipo de duda, recuerda que los profesionales de Mamicenter, están ahí para resolver todas tus preguntas.

ensalada-de-fruta-con-queso-mozzarella1

Espero que este artículo te haya servido de ayuda y recuerda, se acabó seguir con el mito de “un embarazo, un diente”.

Anuncios

One Comment on “Dientes y embarazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: