Baby led Weaning

No me averguenza decir que antes de ser madre yo de temas de maternidad sabía lo justo, ahora con dos pequeños por casa no queda más remedio que ponerse las pilas y aprender un montón de cosas nuevas. La primera vez que yo oí el término Baby led Weaning (BLW) no sabía si me estaban hablando del último reto de internet o de un grupo de música para adolescentes. Lo que es segur es que jamás me hubiera imaginado que se trataba de una forma de entender la alimentación infantil.

El BLW o Alimentación Complementaria a Demanda no es otra cosa que comenzar la inclusión de alimentos otros que la leche cocinados de forma “normal” sin pasar por los potitos. Se basa en la idea de que durante miles de años los seres humanos hemos sobrevivido tan ricamente sin batidoras, con lo que nuestros hijos deberían ser capaces de comer lo mismo que nosotros. Vaya por delante que nosotros no lo hemos seguido a rajatabla, hemos tratado de hacerlo lo máximo posible, pero reconozco que hemos tirado de potitos o compotas caseras en más d euna ocasión.

img_20160704_120237

Para empezar en este método lo mejor es informarse. A mí me vino de maravilla el libro de “El niño ya come solo”. De hecho, lo compré en tres ejemplares, uno para nosotros, otro para mis padres y otro para mis suegros. Yo tenía claro que quería meter a todo el mundo en el mismo barco.

Los niños a partir de los seis meses ya están preparados para comer prácticamente los mismos alimentos que los adultos siempre y cuando estén presentados de forma que sean fáciles de coger. Si no tienen dientes no pasa nada, nada más que con la presión que hacen las encías ya es suficiente para machacar de forma rudimentaria los alimentos. A esta edad tienen un gran reflejo de extrusión (arcadas) con lo que el riesgo de que algo se vaya “por el otro lado” y pase a los pulmones es realmente mínimo. Además de que con esta técnica al permitirles coger ellos mismos los alimentos estás haciendo que mejore su coordinación ojo-mano. Además de que con esta manera aprender el sabor real de los alimentos y no esos mejungues que lo saben igual lleven lo que lleven que venden las marcas de potitos.

1932470_10152103247674864_1058745884_n
Rafa comiendo pizza en Venecia con 9 meses

Una vez aprendidos los conceptos básicos ya sólo queda ponerlos en práctica.

Nosotros comenzamos dándole trozos de manzana, pera o zanahoria que cortamos en forma de bastones. De verdad que es sorprendente ver como sin dientes ninguno son capaces de comerse media zanahoria. Al principio nos dimos un par de sustos porque como ya he dicho, tienen un reflejo de extrusión muy marcado y pensábamos que se estaba atragantando, pero en verdad sólo estaba aprendiendo. Ahora con apenas un año Fernando come de TODO, que lo mismo te come una paella, que pizza, que cualquier fruta. No le tiene miedo a nada, y de hecho, le gusta la idea de poder comer lo mismo que nostros.

10171212_10152145015609864_12705814_n
Comiendo manzana con 10 meses

El gran inconveniente de esta práctica es la desinformación y “el que dirán” de los demás. Recuerdo que la primera Navida de Rafa (tenía justo 6 meses) estábamos en casa de mis padres y él estaba tan estupendo comiéndose un trozo de manzana cuando vinieron de visita unos tíos míos y empezaron a decir “muchacha que el crío se te va a ahogar” “ya verás como os toca pasar la Nochebuena en urgencias” “vas a conseguir que se asfixie”… Al final tenía tantas ganas de que dejaran el tema que acabé quitándole el trozo de manzana al pobre Rafa sólo para dejar de oírlos. Era primeriza, eso también hay que decirlo, ahora me pasa eso y me paso esas opiniones por… En fin, os imagináis por dónde.

1
Probando las galletas de chocolate con 8 meses (esto es cosa de la abuela Ani…)

Como ya he dicho, nosotros la hemos seguido en la medida en la que hemos podido sin ser nunca extremistas porque eso es algo que no nos va. Si nos hemos ido de excursión al bosque nos hemos llevado un potito y una compota (que en la mayoría de los casos hemos hecho nosotros en casa) y ya está. No creo que haya que radicalizar posturas con respecto a esto ni con respecto a nada.

Y vosotros, ¿ya conocíais este método? ¿lo habéis puesto en práctica?

Anuncios

2 Comments on “Baby led Weaning

  1. Tienes razón, aunque siempre hay que tener cuidado, como decían por esos lugares remotos, atrevida pero prudente.

    Me gusta

  2. También; Pedrito de hecho a veces aún toma teta… está muy mal visto aquí, pero bueno. Nos hemos buscado un pediatra que nos mola y que no nos está mareando la cabeza con que deje la teta y ya está. Desde el primer año come de todo… verduras, legumbres, carnes, pescados, de todo menos chocolate, petitsuises de esos y demás comidas para niños particularmente azucaradas. Y cuando le apetece, pues teta. Ya se hartará.

    Y lo mismo que con el resto… antes de Pedrito haberme preguntado qué era BLW, a ver qué te respondía.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: