Niños que duermen mal

Una vez que te han dejado claro que tu pequeño está en buena salud (porque eso es lo más importante) te asalta una duda ancestral: “¿mi hijo será de los que comen mal o de los que duermen mal?”

Porque niños que comen y duermen bien hay muy pocos (y a sus padres los otros padres los odian secretamente), niños que comen y duermen mal también hay pocos (y a sus padres los otros padres los compadecen abiertamente); y luego tienes a niños que o bien comen mal o bien duermen mal, que son la gran mayoría.

Nosotros tenemos dos niños que comen de maravilla. Con ambos hemos hecho Baby led weaning y han comido estupendamente desde bien pequeños. Fernando está a punto de cumplir los 11 meses y da gusto verlo comer fideuá o risotto, pasando por todas las frutas. Así que como mis hijos comen bien pues era cuestión de estadística que durmieran como el culo mal.

14224727_10154141281124864_7594869293666052644_n
¡Están tan monos cuando duermen!

Es curioso porque ambos han dormido de formas muy distintas, pero ambos nos han hecho pasar (Fernando aún nos lo hace) noches de infierno. Veamos, Rafael empezó durmiendo bien y de repente, sobre los 4 meses empezó a despertarse CADA HORA. No es una exageración o una forma de hablar, esa fue nuestra realidad durante varios meses. El sueño de los bebés es más corto que el nuestro y tiene ciclos de 60 minutos. Normalmente al cabo de esos 60 minutos tienen un microdespertar (cambiar de postura, estirar una pierna, buscar la chupeta, etc) pero después se vuelven a dormir sin más historia. Pues Rafa debía decirse que él o hace las cosas bien o no las hace y que de microdespertares nada, un despertar como Dios manda y punto. Así estuvimos hasta algo después del año. No me voy a alargar en explicaros como fueron aquellos meses pero basta decir que estuvimos a dos dedos de antidepresivos y que nunca hemos discutido tantísimo como durante aquel periodo.

dsc_0160
Esos pequeños instantes de tranquilidad

Fernando sólo se despierta dos o tres veces por noche, pero permanece despierto entre 30 y 60 minutos cada vez que lo hace. Nos corta menos el sueño que Rafa, pero estamos durmiendo menos horas que con su hermano y el resultado final es que vamos igual de cansados (sólo que ahora son dos). Como ya dije hace tiempo, es maravilloso ver sonreír a un bebé, pero no de madrugada porque eso significa que le queda cuerda para rato.

Como supondréis, nuestro pediatra nos tenía en la consulta aproximadamente cada 15 días pidiéndole “algo” que hiciera que mágicamente nuestro hijo durmiera, si no ya del tirón que eso nos parecía utópico, al menos sí unas cuantas horas seguidas. Os lo digo, hemos probado todo, y cuando digo “todo” me refiero a TODO, TODO. Esta es una lista no exhaustiva de todos los remedios empleados:

  • osteopatía
  • masajes
  • aceites esenciales
  • tisanas
  • melatonina
  • homeopatía
  • rutina diaria
  • colecho
  • dormir solo
  • dormir en cuna
  • dormir en cama
  • dormir en el sofá (sólo nos faltó ponernos a dormir en las escaleras)
  • agua de azahar
  • Estivill (no me siento muy orgullosa de esto)

Como véis lo hemos probado TODO. Nuestro pediatra nos decía que no había nada que pudiéramos hacer, que el sueño de cada niño debe madurar, y que unos lo hacen antes que otros. Reconozco que por un lado estaba de acuerdo con él, pero por otro no podía evitar maldecir por lo bajini pensando “sí, sí, cómo se nota que no es tu hijo el que añoche se despertó 14 veces y luego te fuiste a trabajar”. Por lo tanto, con Fernando ya ni nos molestamos en ir a ver al pediatra, sabemos que un día cambiará y comenzará a dormir y que mientras tanto, sólo nos queda aguantar.

Así que si estáis en estas situación, ¡no desesperéis!. Es verdad que se pasa fatal, porque los niños parecen no acusar el cansancio de dormir mal, y que son unos meses bastante duros, pero al final pasa. Ahora Rafa duerme de maravilla y esperamos (cruzamos los dedos cada día por ello) que Fernando no tarde mucho en comenzar a dormir del tirón.

¿Vosotros habéis estado en esta situación? ¿Tenéis algún remedio mágico que nosotros no hayamos probado?

Anuncios

2 Comments on “Niños que duermen mal

  1. Pingback: Mis blogs favoritos de maternidad: 12-18 diciembre 2016

  2. Hay que seguir probando y no desesperar, sabes que Fernando dormía liado en un burrito y ya no lo hace.
    Pues hay que acostumbrarlos poco a poco, aunque es muy difícil.
    Sobre todo hay que tener MUCHA PACIENCIA

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: