El auténtico look de mamá

Cuando veo alguna madre blogger presentando modelazo con falda de tubo blanca, tacones y mini bolso de Chanel, siempre pienso que o bien se ha cambiado 5 minutos después de hacer esas fotos o tiene alguien que se ocupe porque de los peques si no, no me lo creo.

Aquí en el Lyon ya ha empezado el fresquito (hemos tenido dos días de entretiempo, así que ahora el invierno puede llegar sin sentirse culpable), y este e smi uniforme casi diario.

  • Gabardina corta en beige, es atemporal, le resbalan los líquidos (esto es un plus teniendo niños) y pega con casi todo. Esto es muy importante si el bebé decide vomitarte 5 minutos antes de salir de casa y tienes que cambiarte in extremis.

foto2

  • Pantalones en vaquero o en algún color sufrido porque por una cosa o por otra siempre acabo sentada en el suelo. O bien Rafael no quiere quitarse los zapatos y ponerse las zapatillas al llegar al cole y me toca negociar con él, o alguno de ellos en el parque quiere que me siente a su lado para jugar mejor. En fin, una falda no resiste la prueba de pasar un día con mis dos bichitos.
  • Los tacones son maravillosos, estilizan las piernas y quedan muy sexy pero… No puedes echarte una carrera para ver quien llega primero a esa boca de alcantarilla en tacones. Tampoco sirve para seguirle el ritmo a los hombres de mi casa que prefieren correr a andar. Así que mejor Converse, bailarinas o botas planas. Si un día quieres darte un lujo, un tacón de 3 cm, que una también tiene derecho de vez en cuando.
  • Y por último el bolso, ninguna madre puede llevar un bolsito pequeño, y mucho menos si es caro. El mio es un bolso de bandolera (para que las manos no vayan ocupadas, porque nunca, y repito NUNCA, se tienen suficientes manos), de un color neutro que pegue con todo (por eso de cambiar todo el look justo antes de salir por algún pequeño “problema de última hora“) y con cierta vocación de TARDIS de Doctor Who, ya que es más grande por dentro de lo que parece por fuera. Yo he llegado a llevar además de las llaves, el móvil y la cartera, a todos los integrantes de la Patrulla Canina, varios paquetes de kleenex, un libro, un peluche, un sonajero y una chupeta de recambio. Todo eso al salir de casa, porque cuando volví a entrar llevaba varios “tesoros” que Rafael ha ido encontrando como piedras, hojas, plumas y trocitos de madera. Por eso es importante que el bolso tenga forro, y que no sea muy caro, porque no hay material que resista el trote que le pegan los niños.
IMG_20161003_165457.jpg
Mi bolso un día cualquiera

 

Este es un auténtico look de mamá, es menos chic, pero mucho más práctico, sobre todo si como yo, te encanta cuando los peques te piden que te sientes con ellos en el parque, o que te reten a una carrera hasta la farola más próximas o te dejan sus mayores tesoros para que seas tú quién los guarde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: