Esos pequeños problemas para dormir

Tenemos la peque resfriado, ya sabéis, mocos, toses y algo de fiebre. El problema de los mocos es que le impiden respirar correctamente (a pesar de haberle hecho lavados nasales se incluso haberle aspirado mocos con ese invento más propio de la Santa Inquisición llamado “sacamocos”).

Esto nos lleva a un hecho irremediable: el bebé ronca. Y yo tengo el sueño ligerísimo, y como el pequeño duerme con nosotros, pues así no hay quien duerma. Estuve tentada de darle un codazo en el costillar como hago con su padre cuando ronca, pero pensé que se podía despertar y entonces sería peor el remedio que la enfermedad.

1

Tampoco puedo ponerme tapones (otro de los remedios que uso con su padre cuando el codazo resulta poco efectivo), porque podría ponerse a llorar y no oírlo, y tampoco queremos eso. Por el momento estoy usando todo lo aprendido en mis clases de yoga para tratar de relajarme y no pensar en ese molesto sonido que se repite una y otra y otra y otra vez de forma repetitiva y angustiosa y que me da ganas de sacarme los tímpanos… Vaya, creo que no me está saliendo demasiado bien…

En fin, se aceptan sugerencias.

Anuncios

One Comment on “Esos pequeños problemas para dormir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: