Una semana en la nieve

En Francia las vacaciones de febrero y las de Pascua se hacen por regiones que van saliendo de vacaciones de manera escalonada. Este año la región lyonesa ha sido la primera en salir y en el mes de febrero aprovechamos para pasar una semana en la nieve. Fuimos a la estación de Les Rousses, en el Jura que es una provincia en la que vivimos como ya os dijimos en este post. Nos apetecía muchísimo tener tiempo para desconectar en familia.

Apuntamos a Rafa a clases de esquí en el club Piou-Piou de la estación. Dan clases de varios niveles de dificultad tanto para niños como para adultos en francés y en inglés. Estábamos un poco preoucpados al principio por si Rafael soportaría las botas de esquí, si no se caería mucho, si no le daría miedo… En fin, todas esas cosas que piensan los padres.

Leer Más

Anuncios

Aberdour y campiña

Nuestro viaje por las tierras escocesas iba llegando a su fin, y tras pasar una noche en Aberdeen nos pusimos de nuevo rumbo a Edimburgo. De camino a nuestro desrino final hicimos un alto en Aberdour, un precioso pueblo de la costa escocesa que nos dejó completamente enamorados.

 

Leer Más

Destilerías y Archiestown

Nuestro viaje se iba acercando peligrosamente a su fin y para ello debimos quitar las Highlands para ir a Aberdeen, nuestra siguiente parada. El camino desde Inverness a Aberdeen es el conocido como “camino de las destilerías” pues casi todas las marcas famosas de whisky escocés se encuentran allí. Empleando de nuevo nuestro Explorer Pass pudimos visitar la destilería de Dallas Dhu. Esta es la única a la que se puede acceder con menores pues ya no está en uso. Gracias a la audioguía pudimos aprender el proceso de destilación del auténtico whisky de malta escocés e incluso se puede probar un poco al final de la visita.

Leer Más

Cairns, Fort George e Inverness

Nuestro viaje por la mágica Escocia va tocando a su fin. Comenzamos la mañana visitando los Cairns de Clava. Son túmulos funerarios de la Edad de Bronce que se encuentran en las afueras del pueblo de Clava. Yo debo ser la persona menos mística del planeta, pero os aseguro que ahí había una energía particular. Me recordaba al círculo de piedras de la película Brave, o al de la serie Outlander. Ir temprano, cuando hay pocos turistas, y aún está todo mojado por el rocío de la noche hace que sea aún más mágico.

Leer Más

Lago Ness y Culloden

Tras dos días en la Isla de Skye volvimos de nuevo a tierra firme pasando esta vez por el estrecho de Lochalsh. A pocos kilómetros de allí se encuentra el impresionante Eilean Donan Castle, que es considerado el castillo más fotografiado de Escocia. Os sonará porque el castillo de la película los Inmortales.

Leer Más

Isla de Skye

Escocia es un páis mágico, cada rincón tiene algo especial, pero si tuviera que quedarme con sólo una cosa, sería la Isla de Skye. Si os gusta la serie Outlander (que ya he recomendado varias veces) la canción de cabecera se llama «The Skye Boat Song» y es una canción popular escocesa que narra la huida del príncipe Carlos Estuardo a Skye tras la batalla de Culloden.

8

Leer Más

Viaducto de Glenfinnan

Este era uno de los días que más ilusión nos hacía cuando preparábamos el viaje a Escocia, se trata de ir a visitar el Viaducto de Glenfinnan, famoso por ser por donde pasa el Hogwart Express en las películas de Harry Potter. El tren en sí es el Jacobite Steam Train, que hace el trayecto desde Fort William hasta Mallaigh.

Leer Más

Perth y Palacio de Scone

Este iba a ser uno de los días fuertes del viaje a Escocia. Yo tenía muchísima ilusión por visitar Perth, pues justo este día se iban a celebrar los “Highland Games”. Llegamos bastante temprano a Perth y nos sorprendió ver poca gente y ningún cartel sobre los juegos. Así que fuimos a la oficina de turismo y nos llevamos el gran fiasco… ¡Se habían suspendido los juegos unos días antes! El terreno en el que se iban a llevar a cabo estaba en mal estado y no querían poner en riesgo la salud de los participantes, así que decidieron suspenderlos.

No os podéis ni imaginar hasta que punto me desilusionó la noticia… En serio, me pasé toda la mañana triste y diciendo ¡Jo! de vez en cuando porque me apetecía muchísimo. Ahora sí que sí nos toca volver a Escocia en otra ocasión para asistir a los Juegos de las Highlands.

39
Palacio de Scone

Leer Más

Fort William y Oban

Tras pasar unos días estupendos en la zona de Stirling nos dirigimos rumbo al norte para entrar en las Highlands. Esperaba la llegada a las Tierras Altas de Escocia con desesperada ansiedad. Era el punto fuerte del viaje, llegar a esa zona que desafía la memoria y que te lleva directo a la época jacobita, con hombres vestidos en kilt y castillos de piedra oscura tras cada vuelta del camino.

Nos alojamos en Spean Bridge, a la sombra del Ben Nevis que es el monte más alto del Reino Unido. Nuestra primera tarde nos acercamos a Fort William, una ciudad al lado del Loch Linnhe y el Loch Eil. Era una tarde apacible, pero cuando llegamos, nada más aparcar nos cayó un auténtico aguacero y nos tuvimos que refugiar bajo el alerón de un comercio. Lo bueno es que el tiempo en Escocia cambia con bastante facilidad, y a los pocos minutos paró la lluvia y pudimos visitar la ciudad.

 

Leer Más

Lago Lomond y los Trossachs

Cuando ya estábamos asentado cerca de Stirling decidimos coger el coche y dirigirnos hacia el Parque Natural del Lago Lomond y las Trossachs. Este es uno de los dos parque naturales que tiene Escocia. Como su propio nombre indica el atractivo que tiene radica en el Lago Lomond y en varias cadenas montañosas que lo rodean, siendo la más famosa la de los Trossachs.

 

Leer Más

Stirling

Fue yendo a Stirling cuando nos ocurrió aquel pequeño incidente que me llevó directa a un rincón de mi memoria que pensaba que tenía olvidado.

Al llegar a Stirling nuestra primera parada fue el monumento a Rob Roy (Rob el Rojo) está considerado como el Robin Hood de los escoceses. Yo conocía su leyenda gracias a la película de Liam Neeson. El monumento está muy cerca de la increíble cuesta que sube al castillo.

Leer Más

Presión en padres

Hace tiempo os hablaba de la presión a la que los niños están sometidos últimamente. Se supone que con 4 años ya deben hablar como Eduard Punset, ir en bici sin ruedines, saber leer, escribir y dominar 5 ó 6 idiomas.

Pero no sólo los niños sufren esa presión. Los adultos también nos vemos sometidos cada vez a una presión más acuciante. No basta con ser madre y trabajadora, hay que ser la mejor de las madres y una trabajadora ejemplar. Si tu hijo no es un niño perfecto, es porque algo falla, y ese algo es evidentemente tú.

4

Leer Más